El mensaje oculto de Disney

Muchas veces nos hemos preguntado como afectan los medios de comunicación en la imagen de la mujer, y si estos, difunden masivamente algún tipo de estereotipo femenino.

Sin ir más lejos, yo misma reflexionaba sobre esta cuestión en mi cuarta entrada titulada MUJERES: YES WE CAN. Sin embargo, en esta ocasión, no son, los explícitos anuncios de revistas o televisión protagonizados por modelos descaradamente provocativas, los que me interesa analizar hoy; sino un medio, a priori  inofensivo, cuyas protagonistas no pueden parecer más inocentes: las Princesas Disney. 

Aunque puede sonar un tanto absurdo, si analizamos el comportamiento y los rasgos físicos de las princesas Disney a lo largo de la historia, podremos intuir una cierta estela machista, de la cual, la conocida factoría de sueños, ha intentado redimirse desde la década de los 60, influenciado por un fuerte movimiento feminista que “parece” haber alcanzado su culmen en la actualidad. Y digo parece, porque incluso hoy, se sigue hablando de estereotipos Disney.

De este modo, a partir  del estudio (2015) de María Maeda González y Frida Anais Godínez Garza, en el que se analiza la manera de presentar el amor, la seducción y la belleza en los personajes protagónicos femeninos que aparecen en las películas de Princesas Disney y compararlo con lo expuesto por Gilles Lipovetsky en “La tercera mujer”; he podido identificar 3 tipos fundamentales de princesa:

1. Las primeras princesas o princesas pasivas: aquellas como Blancanieves (1937), Cenincienta (1950) y Aurora (1959), nacidas antes de la dédada de los 60, cuya prioridad en la vida es encontrar al príncipe azul, un apuesto galán que las llene de halagos, como los del príncipe Felipe a Aurora: “eres tú el dulce ideal que yo soñé, eres tú, tus ojos me vieron con ternuras de amor”; les demuestre amor verdadero; y les proponga matrimonio. Por él están dispuestas a renunciar a todo, como Blancanieves que deja a sus amigos enanos para irse con el príncipe a quien a penas conoce. Así mismo, estas princesas tienen como principal cualidad una belleza angelical, que es asocia a una exacerbada fragilidad y calidad moral. Ej.“Cenicienta de belleza angelical…siempre brillará tu luz cual faro de virtud”.

Es en estas primeras princesas, en las que Disney refleja un claro estereotipo tradicional de la mujer pasiva y dependiente del hombre. ¡Qué casualidad que los primeros remakes feministas del S. XXI sobre películas de princesas Disney, hayan sido precisamente, el de Blancanieves o La bella durmiente.

Si bien es cierto que estas, no han sido producidas por Disney, todas han dado un giro más feminista a la historia. Así, mientras que Blancanieves ha sido relanzada en 2 nuevas versiones,”Blancanieves” (2012) y Blancanieves y el cazador (2016),   bajo la imagen de princesa líder, que además de ser bella, es capaz de enfrentar por si sola a la malvada reina, quien desea arrebatarle su reino; Maléfica (2014) muestra el remake de la bella durmiente desde la perspectiva de la villana, hasta el punto de que el amor del príncipe azul pierde todo su protagonismo, frente al amor maternal de Maléfica hacia Aurora.

2. Las princesas post 60 (influenciadas en mayor o menor medida por el movimiento feminista del S.XX), las cuales, yo personalmente, dividiría en dos subcategorías:

  • Las princesas de la década de los 90 como son La Sirenita (1989), Bella (1991), Jasmine (1992) y Pocahontas (1995), que influenciadas por las oleadas de feminismo mostraron un menor pasividad, pues su prioridad inicial ya no era, el amor: Bella quería leer y aprender; Jasmine, al igual que La sirenita quería ser libre y conocer más allá de su reino; mientras que  Pocahontas tiene un sueño recurrente sobre una flecha que gira y ella dice: “¿Qué será? quiero saber… con emoción ya mi sueño quiero ver […] No lo cambiaré por alguien que me ofrece un firme hogar, con sueños tan hermosos vibra mi alma”. Si bien estás princesas son mucho menos pasivas, se sigue mostrando una cierta dependencia del hombre, ya que en todas llega un punto de la película en la que su nueva prioridad es el amor romántico (en el caso de Pocahontas, la flecha acaba indicando a John Smith). Por el contrario, a diferencia de las primeras películas, en estas, se utiliza el amor a primera vista como exaltación de la belleza de la mujer (no tanto en los diálogos del príncipe).
  • Las princesas de los 2000 como Mulán (1998), Tiana (2009) y Rapunzel (2010) son aquellas princesas que desde finales de los 90, muestran un cambio radical en la actitud de la princesa ante la vida (quieren explorar el mundo y tienen aspiraciones laborales), y ante los hombres. Si bien estas princesas también acaban enamorándose, lo hacen de un modo diferente, pues son ellas quien en todo momento toman la iniciativa, no dejándose impresionar fácilmente por un hombre seductor y mujeriego En muchas ocasiones, son ellas las que rescatan y se declaran  al hombre (ya sea implícitamente como Mulán, con una invitación a cenar al final de la película;  o explícitamente con un “te quiero”de Rapunzel), del cual se acaban enamorando por su sentido del humor, y la admiración ganada tras el trato tenido con ellos. Sin embargo, es importante recalcar el hecho de que en estas princesas independientes y activas, no se suele destacar tan exaltadamente la cualidad de su belleza.

De este modo, a pesar de que la pasividad y dependencia de la mujer, se ha reducido en las películas conforme la sociedad ha ido cambiando, aún hoy se sigue difundiendo un idea de belleza basada en los cánones que marcan los medios de comunicación: delgadez y juventud. Estas son cualidades que todas las princesas Disney cumplen a rajatabla, ya sean más o menos independientes.

Tanto es así, que el “estereotipo de princesa Disneyno solo es fácilmente reconocible, en el cuerpo y los rasgos faciales: “ojos grandes, cejas altas, alas de la nariz pequeñas, rasgos redondeados nada angulares, labios gruesos, frente ancha y barbilla estrecha”(según el estudio:  ¿Por qué las apariencias importan?, del instituto nacional de Salud de EE.UU) ; si no que además ha sido la causa de varias polémicas, desde la incapacidad de distinguir los rasgos faciales de Elsa y su hermana Anna en Frozenhasta el caso más sonado el de la sexualización comercial de la princesa Disney más independiente y real hasta la fecha (Mérida)

captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-23-51-08     captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-21-53-16

Fuente (The Huffingtonpost)                           Fuente (ABC)

Así, cuando por fin parecía que con Mérida (una princesa de aspecto real, que lucha sin príncipe por sus ideales, y aún así triunfa) se rompía , el tópico de la princesa guapa y delgada que espera al príncipe para ser rescatada y vivir felices para siempre, Disney vuelve a retroceder 50 pasos con el fin de vender una muñeca que encaje en el selecto club de princesas Disney guapas y delgadas. 

De este modo, quizás todas las mujeres debiéramos seguir el ejemplo de mujeres tan inspiradoras como la actriz Emma Watson, quien ha convertido su paso por la factoría, en una oportunidad para redimir a Bella (1991) de los convencionalismos que la encorsetaban (literal y figuradamente) al representar a una Bella activa, libre de vestidos opresivos que le impidan correr y salvar a su padre; además de haber introducido una lavadora en la vida de Bella, la cual le permite dedicar su tiempo a la lectura y a otros quehaceres (Vogue.es)

¡Mujeres del S.XXI, no esperemos más para ser las princesas reales de nuestra propia vida!

 

BIBLIOGRAFIA

Las Princesas según Lipovetsky: Análisis del amor, la seducción y la belleza en los filmes de Walt Disney Pictures. Carla María Maeda González y Frida Anais Godínez Garza.

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-185932/

http://www.vogue.es/moda/news/articulos/emma-watson-no-lleva-corse-bella-bestia-disney/27355

http://www.abc.es/cultura/cine/20131118/abci-princesas-disney-ojos-grandes-201311140852.html

Sex Sells: Disney’s Misguided Redesign Of Merida From “Brave”

http://www.huffingtonpost.com/2013/05/08/merida-brave-makeover_n_3238223.html

To Flatten A Heroine: Artist Puts Disney Princess Filter On 10 Real Life Female Role Models

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s