Mujeres, YES WE CAN!

En esta cuarta entrada de mi blog, me gustaría reflexionar sobre “lo femenino”, y las verdaderas causas, que enmascaradas tras diversos MITOS, han atentado históricamente contra el avance de poder de las mujeres, en una sociedad mayoritariamente dominada por hombres.

Si comenzamos analizando nuestra propia realidad actual y echamos un vistazo al panorama político global, encontramos un claro ejemplo de constancia y resistencia dentro de las más altas esferas de poder masculino: Hillary Clinton. La actual candidata demócrata a la Presidencia de los Estados Unidos, puede hacer historia el próximo 6 de Noviembre, si tras ganar las elecciones se proclama como la 1ª Presidenta de de su país.

Sin embargo, llegar hasta aquí no le ha sido un camino de rosas, ni mucho menos. Desde que perdiera las primarias contra Obama para ser la candidata de su partido en las pasadas elecciones, se le ha hecho todo tipo de críticas. Pero no hablamos, solamente de críticas políticas, si no de ataques frívolos y directos hacia su imagen, como puedan ser los utilizados por su rival Republicano Donald Trump, quien no ha dudado en burlarse de su peinado o su falta de imagen apropiada para ser presidenta, hasta el punto de cuestionar su capacidad de decisión política, por el hecho de haber perdonado una infidelidad. De este modo, nos damos cuenta de lo bajo que se puede llegar a caer en el profundo deseo de que una mujer no avance políticamente.

Por otro lado, desde un punto de vista más bien consumista, los medios actuales, coinciden en una representación de “lo femenino” un tanto machista. Cuantas veces no hemos visto campañas publicitarias de cosmética femenina, donde la mujer se representa con una pose casi obscena (acostada, mostrando el cuerpo, etc.), mientras el hombre es representado con éxito, riqueza o rodeado de mujeres (recordemos algunos anuncios de marcas de desodorante o perfumes masculinos).  De este modo, y citando a la artista y activista Yolanda Domínguez: la publicidad, el cine y los medios sigue representando “lo femenino” como objeto de deseo o como mujer florero, para crear ese imaginario de estereotipos y modelos aspiracionales.

Como crítica al mensaje consumista, a lo absurdo y artificial de las poses con las que se representa el referente de imagen femenino actual impuesto por los medios, el cual obvia  a todas aquellas mujeres que no están dentro de sus restringidos parámetros. Yolanda Domínguez realizó en Madrid, un living llamadoPOSES”(2011). En este, un grupo de mujeres reales traslada estas poses a escenas cotidianas: la cola de un museo, el supermercado o un semáforo, provocando la reacción de los espectadores (consumidores habituales de esas imágenes).

De este modo, tal y como bien se explica en el texto de Naomi Wolf sobre “El mito de la belleza”, la obsesión de la mujer actual por asemejarse a este ideal de belleza, va más allá de una simple frivolidad, si no que realmente se trata de un contragolpe político que, ya desde la Industrialización, se ha apoyado en la difusión masiva de distintos ideales de belleza femenina (adaptados a las necesidades de cada época), con el fin último de frenar el avance de poder de las mujeres. De este modo, a diferencia del ideal de belleza casto y doméstico, promulgado tras la 1ª ola feminista para encauzar las energías de las mujeres cultas y educadas de la Revolución Industrial (conocidas como el “sostén de la casa”); surge un nuevo mito contemporáneo, que apoyado en “la revolución sexual” (otorgamiento a la mujer del derecho de control sobre su cuerpo), liga el ideal de belleza a la sexualidad.

Paradójicamente, la mujer Occidental del S. XXI, la cual disfruta de un poder material inigualable y de una libertad absoluta sobre su propio cuerpo, se siente esclava de una neurosis colectiva, que usa la comida y el peso para quitar sensación de control a las mujeres.

¿Pero quien se esconde detrás del mito de la belleza? ¿Solo los medios? En realidad, los medios tan solo son el instrumento difusor de una estratagema cruel usada por todas aquellas instituciones dirigidas por hombre en su mayoría y que sienten la constante amenaza del avance de poder de las mujeres en la sociedad. ¿Es si no casualidad que, tal y como indica el diario.es, menos del 30% del Parlamento esté compuesto por mujeres, o que aquellas mujeres que aún con dificultad han logrado conseguir un puesto de responsabilidad dentro de este, deban conformarse con la cuarta parte del salario?

Es por ello, que las mujeres debemos abrir los ojos, y cambiar nuestra forma de mirar para evitar que se nos siga imponiendo una imagen artificial de nosotras mismas, que a largo plazo puede acabar con todos los logros que el feminismo ha logrado hasta ahora.

BIBLIOGRAFIA

“Hillary Clinton, Ejemplo de Resistencia”. Pag. 245, REVISTA VOGUE. Nº343, OCTUBRE 2016. EDITORIAL CONDE NAST.

Donald Trump habla sobre el 'nuevo peinado' de Hillary Clinton

http://yolandadominguez.blogspot.com.es/search/label/Poses

http://www.eldiario.es/zonacritica/Mujeres-poder-manana_6_561053907.html

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s